Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo

BUSCADOR

ÁREA INTERNA

Entrar

Noticias

Jornada: La vivienda, agente de la cohesión social y convivencia ciudadana

foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada
foto relacionada

25 y 26 de octubre de 2017

La jornada "LA VIVIENDA, AGENTE DE LA COHESIÓN SOCIAL Y CONVIVENCIA CIUDADANA: Retos de los gestores públicos de vivienda social" tuvo lugar los días 25 y 26 de octubre en Zaragoza, organizada por la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda y AVS. A continuación los Objetivos y Conclusiones obtenidos de las jornadas.

OBJETIVOS

El año 2017 continúa mostrando una situación de dificultad para los colectivos vulnerables, tanto en el ejercicio del derecho a la vivienda como en el resto de derechos sociales.

Muchas personas continúan perdiendo sus casas, especialmente aquellos que las tienen en régimen de alquiler. Y las ocupaciones sin título jurídico van a más. Como agentes públicos de vivienda tenemos la responsabilidad de elaborar nuevas respuestas para mejorar estas situaciones de riesgo de exclusión social, dentro del conjunto de las políticas sociales de nuestro territorio.

Estas nuevas políticas sociales ligadas al territorio centran cada vez más la atención en los derechos sociales de la ciudadanía, siendo el derecho a la vivienda uno de los pilares fundamentales. En esta Jornada se busca conocer mejor este modelo y reflexionar sobre la necesaria interacción y colaboración de todos los agentes implicados.

Las buenas prácticas en la administración de parque público residencial es otro de los focos que centran la reflexión y el debate, con la convicción de que la participación de las personas y sus experiencias es el camino para avanzar hacia la inclusión social.

En esta ocasión pretende reflexionar de forma especial sobre la convivencia comunitaria y sus oportunidades para la mejora de la gestión del parque público de vivienda, de mejora para la vida de las personas que ahí residen y de desarrollo positivo de nuestros barrios y ciudades en su conjunto.

Durante la Jornada se promueve la participación de los asistentes en las mesas y debates, recogiendo sus opiniones a través de unas conclusiones y propuestas que sean de utilidad para todos y puedan difundirse una vez terminada la Jornada.

RESUMEN DE LAS JORNADAS

Las jornadas se inician con la defensa por parte del Alcalde y la Vicealcaldesa responsable del área de Derechos Sociales (que incluye Vivienda) del papel de los agentes públicos de vivienda en la construcción de una sociedad acogedora y defensora de los derechos sociales, entre los cuales la vivienda ocupa un lugar fundamental.

Para ello, es imprescindible :

• contar con la necesaria provisión de fondos estatales que posibilite las acciones, así como una voluntad política tanto de respuesta como de proactividad en la garantía de los mismos.

• La consideración de la persona como portadora de derechos y centro de la atención social.

• La consolidación de la responsabilidad pública en el diseño y ejecución de las políticas sociales (incluida vivienda) y como último garante de las mismas, contando con la participación de entidades sociales y ciudadanía.

• La concepción de los servicios sociales como un ecosistema transversal en que todos los dispositivos de servicios sociales, vivienda, empleo… son interdependientes.

• La vinculación activa con el territorio, no solo como contexto donde estos procesos de desprotección, vulnerabilidad y pérdida de los redes y vínculos sociales se desarrollan, sino como objeto mismo de intervención y políticas publicas dirigidas a construir ciudadanía y comunidad, los dos ingredientes imprescindibles para la cohesión social

• Abordar estos derechos con actuaciones de tipo estratégico, que incidan en el marco estructural de la vivienda con otras de carácter anticipativo y reactivo, de forma que formen un todo capaz de dar respuesta a una realidad tan sumamente compleja como es esta.

Se ha abordado de manera específica la problemática, cada vez más acusada, de situaciones de ocupación de vivienda privada sin título jurídico, especialmente propiedad de entidades financieras. La responsabilidad pública debe también en este caso analizar las causas subyacentes para prevenir posibles situaciones de riesgo de pérdida de vivienda habitual, al mismo tiempo que se responde con nuevas medidas a las situaciones vulnerables ya detectadas.

El otro tema fundamental de las Jornadas han sido las actuaciones comunitarias desde la gestión de la vivienda pública, como herramienta de mejora de la calidad de vida, la convivencia y la cohesión social, así como escuela de ciudadanía.

En primer lugar, el profesor Chabier Gimeno nos habla del papel de la vivienda en la cohesión social, ampliando el foco desde la convivencia comunitaria en los conjuntos de vivienda a la cohesión en nuestros barrios y ciudades. También ha destacado la necesidad de trabajar juntas en este camino con el resto de servicios y entidades del entorno, desde la cooperación como única garantía de éxito en las experiencias comunitarias y de desarrollo de la cohesión social, rompiendo el trabajo social individual a través de procesos en los que subyace el empoderamiento de la población. La intervención comunitaria tiene tres sujetos: la comunidad, los técnicos y la administración, y el espacio es el lugar de encuentro de todos ellos.

El trabajo en grupos dinamizado por Atelier de ideas nos ha dado la oportunidad de intercambiar ideas y crear de forma colectiva nuevo conocimiento. En estos momentos, con la ayuda de la Universidad (prof. Gimeno) estamos elaborando el material recogido en los distintos grupos, que pondremos a disposición de todos una vez terminado.

En esta sesión hemos podido conocer 7 experiencias de sendas empresas que desarrollan su actividad con perspectiva comunitaria:
Asturias desarrolla como proyecto piloto un servicio de intervención socioeducativa familiar y comunitaria promoviendo el cambio social hacia la solidaridad y resolución pacifica de conflictos con participación y corresponsabilidad de los residentes.

Aragón cambia la dinámica de muchos años distante respecto al inquilinato, introduciendo la cercanía, el conocimiento y el apoyo social, así como las reuniones comunitarias como primer paso hacia su futuro desarrollo con el apoyo y la participación del vecindario.

AVRA Interviene en una Zona con necesidades de transformación social de Granada con cercanía e interdisciplinaridad en una experiencia piloto de apoyo social holístico que muestra sus primeros resultados positivos e invita a la continuación de forma prometedora.

Bilbao, con Imagina Otxarkoaga, participa en una estrategia integral en un entorno con necesidades de regeneración, con todo un conjunto de acciones entre las que destaca la introducción de nuevos residentes, atrayendo jóvenes al entorno, creando mezcla social con la complicidad de las nuevas tecnologías .

Eige comienza a cambiar la dinámica de una de las zonas de intervención con el proyecto de pisos solidarios, con estudiantes universitarios que dedican su acción voluntaria a la dinamización comunitaria y apoyo al vecindario, fomentando la participación social y creando la Taula como lugar de encuentro y desarrollo de acciones de dialogo y colaboración social.

Sevilla introduce un Protocolo de Convivencia con una normativa clara de respeto y cumplimiento de los compromisos de convivencia, con protocolos y comisiones que aseguran su cumplimiento, así como un programa de acompañamiento y mediación hacia la “Convivencia Activa”.

Zaragoza impulsa el empoderamiento de la comunidad en su propio bienestar, desarrollando actividades comunitarias adaptadas a los diferentes conjuntos de viviendas y su momento comunitario, creando grupos estables de vecinos implicados y un compromiso en la creación conjunta de normas de convivencia que mejoren la vida comunitaria.

Constatamos que muchas empresas gestoras de vivienda social estamos desarrollando programas de mejora de la cohesión social en nuestros conjuntos de vivienda y en los barrios en los que actuamos, con resultados positivos que marcan la tendencia futura de actuación.